Un total de 27 actuaciones realizadas y más de 1,5 millones de euros invertidos en la comarca de Requena-Utiel es el balance del primer Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles (PIFS), el programa de ayudas a los municipios que el presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, creó nada más acceder al cargo con los 70 millones de euros de remanente no gestionados por parte del anterior equipo de gobierno provincial para que, en lugar de acabar en los bancos, se invirtiera directamente en el bienestar de los valencianos.

Esta decisión supuso para los 9 municipios de Requena-Utiel la posibilidad de llevar a cabo aquellas obras que consideraban necesarias para mejorar la calidad de los servicios e infraestructuras del municipio, pero que inicialmente se habían quedado fuera de sus presupuestos por falta de disponibilidad económica, pese a tratarse en muchos casos de reivindicaciones históricas. Inversión que, al tiempo, posibilitaba la generación o, en su caso, la conservación de hasta 50 puestos de empleo directo en la zona, consiguiendo de este modo un notable impacto social.

Los ayuntamientos tuvieron un primer plazo de apenas dos meses, entre octubre y diciembre de 2015, para presentar los proyectos y, una vez adjudicadas las obras, disponían de tiempo hasta el 31 de diciembre de 2016 para ejecutarlas, con un plazo adicional de 10 días para justificar que se habían realizado y pagado. Todo un reto para la Diputación y para los consistorios que, pese a lo ajustado, se ha saldado con un 100% de ejecución. En palabras de Rodríguez, “este nivel de ejecución, similar en todas las comarcas valencianas, demuestra el potencial del municipalismo y que la maquinaria institucional puede dar una respuesta rápida a proyectos que merecen la pena”.

Los 1.490.080,27 euros invertidos a través del PIFS en los municipios de Requena-Utiel han servido para llevar a cabo un total de 27 actuaciones, el 33% de las cuales correspondían a direcciones y proyectos de obra y el resto, 18, a inversiones directas en bienes y servicios municipales. De éstas, 9 (47%) han ido destinadas a la rehabilitación o ampliación del equipamiento, tanto deportivo, como cultural, social o administrativo. La reurbanización, asfaltado o pavimentación de calles y la mejora de carreteras y caminos ha sido el objeto de otras 5 actuaciones (28%), a las que se unen 3 intervenciones en zonas verdes y una destinada a mejorar el alumbrado público.