FOTOIBERSLa exposición itinerante “Fotoibers” producida por el Museo de Prehistoria de la Diputación de Valencia continúa con su circuito por los municipios valencianos y llegaa Caudete de las Fuentes tras su paso por Valencia, en el Centre Cultural La Beneficència, Camporrobles Olocau, Moixent, Llíria, Moncada y Villar del Arzobispo.

Con esta muestra, el museo de la Diputación culmina el proyecto “Fotoibers” que nació como concurso de fotografía digital para impulsar los nueve yacimientos que forman parte de la Ruta dels Ibers: Castellar de Meca, el Molón, Kelin, Castellet de Bernabé, el Tossal de Sant Miquel, la Bastida de les Alcusses, Tos Pelat, Puntal dels Llops y la Seña.

En el proyecto han colaborado los ayuntamientos de Ayora, Camporrobles, Caudete de las Fuentes, Llíria, Moixent, Moncada, Olocau y el Villar, además de tres asociaciones de fotografía amateur.

Arqueología al alcance de todos

Tal como explicó la diputada de Cultura, María Jesús Puchalt, “nuestra intención ha sido la de poner este valioso patrimonio, hasta ahora en manos casi exclusivamente de los arqueólogos, al alcance de todos los valencianos a través de sus objetivos fotográficos”.

Un centenar de personas aceptó el reto de la Diputación de participar en el concurso fotográfico “Fotoibers”. El jurado seleccionó a 40 de ellos, de los cuales 30 fueron capaces de completar el esfuerzo de visitar y fotografiar tres de los nueve yacimientos de la Ruta.

Nueve yacimientos en 46 imágenes

La exposición reúne un total de 46 fotografías, seleccionadas de entre más de 470, capturadas en los nueve yacimientos de la Ruta dels Ibers. Entre ellas, destacan las dos imágenes premiadas por el jurado, realizadas por Amando Hernández y Emilio Rubio en el Molón de Camporrobles, y el trabajo de José Carbonell Sanchis fotografiado en el Puntal dels Llops de Olocau que obtuvo el premio del público durante su exhibición en La Beneficència.