El alcalde de Requena, Javier Berasaluce, ha visitado la Diputación de Valencia para solicitar la colaboración de la corporación en la rehabilitación del campanario de la Ermita de la Virgen de la Caridad, en el cementerio municipal, “una pequeña joya, al ser la única de estilo arquitectónico mudéjar de toda la provincia”, según ha destacado.

Berasaluce se ha entrevistado con el diputado de Cooperación Municipal, Juan José Medina, a quien le ha expuesto los detalles del estado del inmueble religioso. “La capilla se encuentra en la antigua Ermita de San Bartolomé y data de principios del siglo XVI, de la época mudéjar”, ha explicado.

El responsable local ha manifestado que “Requena hasta 1957 dependía, eclesiásticamente hablando, de Cuenca, por lo que es el único municipio de la provincia de Valencia que tiene este tipo de arquitectura mudéjar, en la que se pueden observar las típicas estrellas de ocho picos y una techumbre de madera con problemas de humedades y deterioro debido al paso del tiempo, cinco siglos”.

Según ha agregado, en la capilla sólo se intervino a principios del siglo XX “cubriendo la zona de las vigas de madera con yeso, ocultándolas, por lo que ahora queremos recuperarla y, con ello, disfrutar de este elemento arquitectónico único en la provincia”.